AconcaguaDestacadosLos Andes

Diputado Nelson Venegas oficia a la Superintendencia de Servicios Sanitarios para que fiscalice capacidad productiva de Esval

El diputado Nelson Venegas, ofició al director nacional de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), Jorge Rivas, para que —de manera urgente— fiscalice a Esval con el fin de conocer la real capacidad productiva de esta empresa sanitaria, en cuanto a las obras de infraestructura que disponen y que proyectan en las diez comunas del valle de Aconcagua: Los Andes, Calle Larga, San Esteban, Rinconada, San Felipe, Putaendo, Santa María, Panquehue, Llay-Llay y Catemu.

Esta solicitud del parlamentario surge a propósito de la emergencia climática ocasionada por las lluvias y aluviones producidos el pasado fin de semana en dicha zona. “Hago llegar el presente oficio para manifestar mi preocupación por las acciones que pueda tomar la Superintendencia respecto de los acontecimientos ocurridos en las provincias de Los Andes y San Felipe. Como es de público conocimiento, el sábado 7 y domingo 8 de enero del 2023 se registraron intensas lluvias cordilleranas que provocaron aluviones, inundaciones y anegamientos en distintas comunas de dichas provincias”, expuso Venegas.

“Antes de entrar en detalle, en cuanto a la solicitud específica, quisiera destacar la rápida coordinación levantada por los municipios afectados, las delegaciones presidenciales provinciales de Los Andes y San Felipe, la delegación presidencial regional de Valparaíso, la Superintendencia de Servicios Sanitarios, el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres, y las secretarías regionales ministeriales de Obras Públicas, Salud, Justicia, Vivienda y Energía”, manifestó.

Lamentablemente, sostuvo el legislador, “el aluvión arrasó con al menos ocho viviendas en Los Andes, seis casas sin conectividad en San Esteban y ocho zonas de camping afectadas. Se debió coordinar el rescate de más de 45 personas en casas con riesgo de inundación junto a Bomberos, Carabineros, el Ejército y los municipios de la zona. Además, la empresa de distribución eléctrica Chilquinta informó que 390 viviendas quedaron sin suministro eléctrico. La empresa sanitaria Esval advirtió que el río Aconcagua presenta niveles de turbiedad extrema y reportó cortes de agua para 21.000 viviendas en la comuna de Los Andes y más de 1.100 hogares en Putaendo”.

Necesidades del sector

Venegas informó que ante la emergencia “la Seremi de Salud estableció la prohibición de funcionamiento para restaurantes y locales que elaboran alimentos y que no cuentan con suministro de agua potable, afectando a decenas de establecimientos en las comunas de Calle Larga, San Esteban, Los Andes y Putaendo. A ello se suman las dificultades para combatir el abastecimiento de agua a través de los camiones aljibes disponibles, que no dan abastos para satisfacer las necesidades del valle”.

Constatar, dijo el parlamentario, que los organismos estatales adoptaron “una serie de medidas para hacer frente a la emergencia, como fueron el cierre temporal del paso fronterizo Los Libertadores, alerta temprana preventiva y alerta amarilla en las provincias de Los Andes, San Felipe y las comunas de La Ligua, Cabildo y Petorca”.

Frente a esta situación, Nelson Venegas afirma en este oficio que los mismos altos ejecutivos de Esval reconocieron que “la empresa se vio totalmente superada por falta de infraestructura hídrica, llegando a niveles que sobrepasan hasta en 50 veces la capacidad de tratamiento de la planta de producción ubicada en El Sauce (Los Andes). Considerando que, de acuerdo a datos de la propia Superintendencia de Servicios Sanitarios, las empresas sanitarias pierden más de un tercio del agua debido a problemas de mediciones, filtraciones y usos no facturados, además de tener todas las facilidades para controlar los movimientos hídricos en los distintos territorios del país, resulta inaceptable que los negocios primen por sobre la dignidad de aquellas miles de familias que requieren del recurso vital para subsistir en condiciones que ya son complejas”.

“Se ha dicho en todos los tonos que Esval debe invertir en infraestructura hídrica y, de alguna manera, compensar los daños que ha causado en la población a raíz de una filosofía que pone el lucro por encima de las garantías mínimas en una zona absolutamente devastada por la crisis hídrica que afecta a nuestro país”, aseveró.

“Por todo lo anteriormente expuesto, y anhelando representar las necesidades de las miles de familias aconcagüinas que confiaron en mí como su representante en el Congreso Nacional, es que solicito sus buenos oficios para que, de manera urgente, la Superintendencia de Servicios Sanitarios pueda fiscalizar a la empresa sanitaria Esval para que informe sobre las obras de infraestructura que han realizado y que tienen proyectadas en las diez comunas del valle de Aconcagua: Los Andes, Calle Larga, San Esteban, Rinconada, San Felipe, Putaendo, Santa María, Panquehue, Llay-Llay y Catemu”, anotó el diputado.

“Las familias pagan”

Cabe notar que conocida la incapacidad que tuvo Esval una vez producida la emergencia climática en el valle del Aconcagua, el diputado Venegas acusó a la prensa que “hace mucho tiempo que venimos reclamando la actitud ineficiente de esta empresa sanitaria en esta materia. No se trata de generar polémica ni nada por el estilo, pero la verdad es que la compañía no invierte en infraestructura, no invierte en la gente. En definitiva: solo vela por su negocio”.

Para él, quien antes de asumir su rol como legislador fue por largo periodo alcalde de Calle Larga, “Esval no solo debe preocuparse de su negocio, también tiene que ser una institución, una empresa que realice un servicio social, un servicio público como corresponde (…) en este tipo de contingencia la empresa debiera disponer de lo necesario para que la comunidad tenga agua, porque la gente paga por esa agua, no es algo que se le regale; y aparte de eso, también para que —de una vez por todas— se realice la inversión en infraestructura para solucionar los grandes problemas que genera la sequía, de lo que venimos reclamando hace mucho tiempo”.

 

Comments (2)

  1. muy bien¡¡¡¡¡¡¡ hay que fiscalizar a ESVAL no tiene o no se les ha exigido hacer obras para palear la sequía existente, años que pierde mucha agua y no tiene un canal como corresponde para evacuar agua de los aromos, siempre se les golpea a los agricultores y no ha esta empresa que es la que debe preocuparse para el consumo . NO TIENE OBRAS ADECUADAS¡¡ no gasta en hacer obras para entregar un buen servicio

  2. que haga una ley que prohiba las emergencias, aluviones, terremotos etc… puro humo este feo chanta

Deja un comentario