AconcaguaDestacadosSan Felipe

Venta de la Conservera Pentzke se cayó porque acreedores no dieron nuevo plazo para cerrar el negocio

Luego que junta de acreedores, puntualmente los bancos, no cedieron a un plazo de menos de una semana que solicitó la empresa mexicana La Costeña para cerrar el negocio, a última hora se cayó la venta de la Conservera Pentzke, emblemática empresa sanfelipeña declarada en quiebra en diciembre del año pasado.
El abogado Eduardo Herrera, representante de ex trabajadores de la conservera como acreedores, señaló que la frustrada venta ocurrido después que a la firma que estaba fijada para el 15 de noviembre con el liquidador no llegaron los representantes de la empresa mexicana, solicitando una prorroga o nuevo plazo para fines de noviembre; “pero la semana pasada pidieron un nuevo plazo perentorio para el martes 15 de diciembre. Lo cual el liquidador lo puso a votación en una junta extraordinaria de acreedores y la petición del nuevo plazo fue rechazada. Por lo tanto, los términos de venta que estaban estipulados ya no van mas.”
¿Con esto se cierran las negociaciones con los mexicanos?
“Efectivamente se cierra este proceso y lo que tiene que hacer el liquidador es revisar o ponerse en contacto con algún otro posible comprador y nuevamente iniciar el procedimiento dentro de la junta de una posible venta, si es que hubiese un posible nuevo comprador.”
¿Ante la posibilidad de venta con un nuevo comprador debería ser en los mismos términos que se conversaba con los mexicanos, que ofrecían 21 millones de dólares?
“Dependerá de la oferta. Porque los 21 millones de dólares era el piso para comprar en su momento en el remate que hubo sin oferentes en septiembre. Entonces a esta altura eso puedo ser más el techo que el piso.”
A un año de la quiebra de la Conservera Pentzke, el abogado Eduardo Herrera, reconoció que a medida que pasan los meses cada vez es más difícil el futuro; “porque la realidad indica que existen pocas empresas de este tamaño que puedan ser vendidas en Chile y pocos que puedan comprarlas. Así que en los términos en que estaba la oferta económica mexicana, que si bien no satisfacía en un ciento por ciento los intereses de mis representados, algo les significaba y reactivaba la economía local.”
¿Pero el plazo que estaban pidiendo los mexicanos no era tanto?
“Creo lo mismo, yo voté por darlo, eran cuatro días y estamos hablando que era este martes 15 de diciembre. Pero acreedores que tenían más porcentajes votaron en contra, que son unos bancos y entidades financieras, y con eso se terminó la posibilidad de la venta al grupo mexicano.”

Deja un comentario