AconcaguaDestacadosLos Andes

Sentencian a presidio perpetuo calificado a Miguel Espinoza por la violación con homicidio de la pequeña Ámbar

pEl Tribunal Oral en lo Penal de Los Andes condenó a Miguel Espinoza Aravena, de 31 años, a presidio perpetuo calificado por el delito consumado de violación con homicidio de la pequeña Ámbar Lazcano, de un año y siete meses de edad, el 27 de abril del 2018 en la villa Colunquén de la comuna de Rinconada. El abogado Homero Caldera Calderón, a cargo de la defensa del sentenciado adelantó que presentarán la solicitud de anulación del juicio oral.

Miguel Andrés Espinoza Aravena, que no asistió a la lectura de sentencia supuestamente por problemas de salud, deberá cumplir 40 años de prisión antes de tener la opción de postular algún beneficio carcelario, vale decir, recién cuando cumpla los 70 años de edad.

El Tribunal Oral en lo Penal de Los Andes comunicó este miércoles la sentencia condenatoria contra Miguel Espinoza Aravena, declarado culpable -en juicio- del delito de violación con homicidio de la pequeña Ámbar.

Como se recuerda en el Juicio Oral que se extendió por varias semanas, se acreditó que la pequeña fue agredida sexualmente por Espinoza (pareja de una tía suya) en abril de 2018 en el domicilio que ocupaba en la villa Colunquén de la comuna de Rinconada, falleciendo posteriormente a consecuencia de las lesiones internas que sufrió en el ataque del condenado.

El juez redactor del fallo, Carlos Muñoz, explicó que para la sentencia se consideró la extensión del mal causado y la afectación que el hecho “produjo en la familia, en el personal médico, en la comunidad y, en general, en la sociedad, que, de alguna manera, vivió un impacto por la magnitud del suceso”.

El magistrado agregó que se consideró la atenuante de irreprochable conducta anterior de Espinoza, pero también una circunstancia agravante, que dice relación con la alevosía del hecho.

Esto queda patente en “la preparación que realizaba el acusado para realizar sus acciones, en términos que le iban garantizando la certeza de cometer el delito”. Por otra parte, “también favorecía su impunidad, dado que gozaba de plena confianza respecto de lo que era su versión sobre las lesiones que presentaba la niña”, detalló.

El juez señaló que con esto se cierra “un caso que -consideramos- ha sido emblemático. Esperamos de alguna forma haber contribuido a hacer justicia.

Por su parte el Fiscal jefe de Los Andes, Ricardo Reinoso, que estuvo a cargo de la causa, destacó la aplicación de la máxima pena; “fue la pena solicitada, estamos convencidos que es una pena proporcional al delito que se le acusó al imputado, que es violación con homicidio”.

Deja un comentario