AconcaguaDestacados

Por problemas de agua en Casablanca suspenden fiesta en Los Corrales del Chalaco en Putaendo

Concejo Municipal de Putaendo encabezado por el alcalde, Guillermo Reyes, solidarizando con la grave falta de agua potable que afecta  a los habitantes de Casablanca, decidió postergar celebración por declaratoria de Monumento Histórico Nacional de Los Corrales del Chalaco, programada para el 15 de octubre con concierto de Los Jaivas.  (Foto: Dirigentes de Casablanca reunidas con Seremi de Obras Publicas Miguel Saavedra y alcalde Guillermo Reyes)

La fiesta programada para el próximo 15 de octubre tenía por objetivo celebrar, con una gran feria costumbrista y un concierto de Los Jaivas, la declaratoria de Los Corrales del Chalaco como Monumento Histórico Nacional. No obstante, el municipio de Putaendo decidió cancelar este importante evento por la crítica situación que enfrentan más de 90 familias de la localidad de Casablanca que están suministro de agua potable.

“Luego de consensuarlo con el Concejo Municipal, tomamos la decisión de suspender esta actividad. Éste no es el mejor momento para realizar esta celebración. Como municipio, hemos solidarizado permanentemente con los vecinos de Casablanca, por eso entendemos y compartimos su molestia. No nos parece correcto realizar una celebración cuando hay vecinas y vecinos que no lo están pasando bien”-dijo el alcalde Guillermo Reyes.
La determinación es muy sensata luego de comprobar que el último proyecto realizado por la Dirección de Obras Hidráulicas en Casablanca, definitivamente no funcionó como estaba proyectado y nuevamente tiene a la comunidad sin el abastecimiento del vital elemento y que los obligó a salir a protestar en la vía pública la tarde del miércoles.
El alcalde Reyes reiteró la crítica a la DOH y a Esval por su directa responsabilidad en la ejecución de trabajos que no tuvieron los resultados comprometidos; “por eso en estos momentos nuestro deber es preocuparnos por los vecinos de Casablanca que no tienen agua en sus hogares. No celebraremos nada hasta que los habitantes de este sector de la comuna tengan garantizado el correcto funcionamiento de su sistema de agua potable rural.”
En ese afán el alcalde Guillermo Reyes, profesionales del municipales, Gobernación, dirigentes del APR de Casablanca y el Seremi de Obras Públicas, Miguel Saavedra, sostuvieron una reunión para abordar el problema y buscar agilizar una solución definitiva al drama de la comunidad.
“Nos convocó el alcalde para ver qué solución entregarnos, porque el proyecto no resultó. Se está viendo sacar agua directamente del río y otras alternativas. Ahora se nos comprometió a darnos plazos y eso nos parece excelente. Los vecinos están muy molestos y ofuscados”, sostuvo María Henríquez, presidenta del APR de Casablanca.
Por su parte el Seremi de Obras Públicas en la ocasión conoció las alternativas de solución propuestas por profesionales de la Secplac y de la Dirección de Obras Municipales, comprometiéndose la autoridad regional a definir a la brevedad los lineamientos para un nuevo proyecto y fijar plazos de ejecución, que se estima puedan tratarse a más tardar la próxima semana en una nueva reunión con los vecinos de Casablanca.
“Las obras que se realizaron no dieron la respuesta que uno esperaba. Eso es una realidad. Hemos conversado en buscar soluciones rápidas. Una de esas, evidentemente, es el apoyo que está entregando el municipio con la Gobernación en la entrega de camiones aljibe. Por otro lado, nosotros como MOP nos estamos comprometiendo, a través de la Dirección de Obras Hidráulicas, a hacer obras que tengan carácter de emergencia. Es decir, no van a ser obras que se contraten de la manera tradicional, sino que tienen un sentido de urgencia, para solucionar de la forma más rápida la problemática que hay”, explicó el Seremi.
En lo inmediato, el municipio y la Gobernación Provincial comprometieron redoblar esfuerzos en el suministro de agua con camiones aljibes, a la espera de una pronta respuesta del MOP que permita, en un corto plazo, generar una solución de emergencia y garantizar, definitivamente, un correcto y permanente funcionamiento del APR de Casablanca.

Deja un comentario