AconcaguaCatemuDestacados

Asistente de la Educación acusa a ex jefe del Daem y al alcalde de Catemu de acoso sexual y laboral

El ex jefe del DAEM de Catemu, Félix Arevalo, y el alcalde de la comuna Boris Luksic, son acusados de acoso sexual y laboral reiterados por parte una la asistente de la educación María del Pilar Berrios.

A través de una declaración publica emitida por el Concejal José Vergara, se sostiene que la involucrada, María del Pilar Berrios Bulos, ex inspectora de patio del Liceo Chagres; “ha debido soportar el cambio de funciones y de lugar de trabajo constante, y ser relegada a trabajos mínimos el día de hoy, en un pequeño cubículo detrás de un biombo en dependencias del Departamento de Educación, desde que se atrevió a denunciar en el año 2017, inicialmente por acoso laboral y moral en contra de su ex jefe y ex director del DAEM, Félix Humberto Arévalo, y sólo atreverse en marzo del año 2019 a denunciar por acoso laboral y sexual además, en primera instancia ante la Contraloría General de la República, y luego en octubre de este año ante el Juzgado del Trabajo de San Felipe, denunciado además al alcalde como sujeto agresor.”

En la demanda en mención, la afectada sostiene que; “fue víctima de acoso sexual durante los años 2014 y 2015, cuando se desempeñaba como inspectora de Patio en el Liceo Chagres, consistentes en que el Ex jefe Daem, Félix Arévalo,  hacía comentarios en forma permanente a la inspectora respecto a sus atributos físicos y manera de vestir, dándole besos cerca de la boca, abrazos prolongados que terminaban muchas veces en el forcejeo, en esa misma situación intentar tocarle las nalgas  y senos, pasar por detrás de ella intentando generar roces. También este aprovechaba de llamarla constantemente a su oficina, hasta que en una oportunidad llegar a tocarle los pechos, acto que la trabajadora rechazó tajantemente.”

En la misma declaración se precisa que todo esto habría sido ocurrido durante años, acusando también de acciones similares al alcalde Boris Luksic, indicándose que “la acosaba a través de invitaciones a salir, dándole agarrones por debajo del vestido en cada acto en que participaban, y el mismo modus del sujeto agresor, con besos cerca de la boca, quién además tendría una amistad íntima al JEFE DAEM. Actos impropios respecto a los que la funcionaria se negaba, pero que callaba por temor a la autoridad del alcalde.

La denunciante asegura que tras los continuos rechazos a los requerimientos del ex jefe del DAEM y el alcalde, habría comenzado un sin número de represalias; “a través de cambios de funciones y de lugar de trabajo, hasta el inicio de licencias médicas por depresión severa mayor en el año 2016, las que se han extendido por tres años.

En la misma declaración se denuncia que el tema no habría sido investigado al interior de la Municipalidad; “pues además su pareja es Jefe de Control del mismo Municipio, razón también por la que ocultó durante tantos años el acoso y abuso sexual vivido.”

Asimismo se precisa que pese a las denuncias constantes de los concejales, Benjamín Koch Chacón, Claudia Villar Ahumada, y José Vergara Millaqueo, exigiendo sanciones disciplinarias, a la Contraloría General de la República, y por lo cual la Municipalidad se vio obligada a instruir un sumario administrativo; “que hasta el día de hoy no tiene respuesta, ya que paradójicamente, el fiscal a cargo de la investigación de los hechos del sumario designado por el Municipio es Mario Guerra Estay, Juez de Policía Local, y asesor jurídico del alcalde y del Municipio durante años.”

 

 

 

Comment here