AconcaguaDestacadosSanta María

Vecinos de Santa María molestos con Chilquinta por instalación indiscriminada de postes en calle Rodríguez

Como un atropello calificaron vecinos de la calle Rodríguez en Santa María la acción de Chilquinta que sin informar y justificar en los últimos días instaló de manera indiscriminada en un reducido tramo de esta vía colocaron más de seis postes de tendido eléctrico.

Gerardo Aguirre, vecino de calle Rodríguez en el sector oriente de Santa María, señaló que sin sociabilización alguna Chilquinta instaló más de 4 postes en menos de 10 metros y que tendría contemplado levantar seis más en la vereda del frente en el mismo sector de la mencionada vía.

Tal situación ha originado la indignación de la comunidad de calle Rodríguez, porque se enteraron de los planes de Chilquinta cuando llegó una empresa contratista a ejecutar el proyecto; “un día se estacionó una camioneta frente a la casa, pensé que era alguien que me venía a visitar, salí a ver y me di cuenta de que eran unas personas de Chilquinta que hablaban de postes aquí, postes allá. Me llamó la atención y me acerque a conversar con ellos, pero al llegar a su lado, dejaron de hablar y se subieron a la camioneta y se fueron sin decir ni siquiera decir hola”.

El mismo Aguirre confesó que a comienzos de octubre volvió el personal ya a marcar los lugares a intervenir; “extrañado, me acerqué nuevamente a los señores, esta vez eran otras personas de Chilquinta, les pregunté qué estaban haciendo y no me contestaron nada, pero como les insistí, sólo se limitaron a decir que pondrían unos postes solamente, guardaron sus planos y se fueron rápidamente”.

Después de esto, el vecino fue a consultar a la Municipalidad de Santa María, quienes tampoco tenían idea y no estaban notificados de lo que la empresa Chilquinta estaba haciendo.

El pasado jueves, el despertar de la calle Rodríguez fue caótico, comentó el vecino; “a primera hora, escuche que, en la calle, frente a mi casa, un camión con una cuadrilla de gente comenzaba a excavar y sin saber nada. Me acerque al encargado y me dijo “jefe a mí solo me manda Chilquinta, soy contratista. Cualquier problema llame a ellos”.

Molesto, fui a la Municipalidad y a los minutos llegó el personal del Departamento de Obras y les pidió los permisos, ellos (Chilquinta) no contaba con ninguno, recogieron sus cosas y se fueron”.

Lo concreto es que ni la Municipalidad de Santa María ni los vecinos de la calle Rodríguez fueron informados oportunamente por parte de Chilquinta.

Comment here