AconcaguaDestacadosLos Andes

Obispado determinó “falta de fundamentos” en denuncia en contra de Sacerdote Mauricio Cruz Lolas

A través de una declaración pública el Obispado de San Felipe informó que investigación por denuncia contra el sacerdote Mauricio Cruz Lolas por mala administración y gestión económica de la parroquia de San Esteban, determinó que acusación carecía de fundamentos.

Como se recuerda el Obispado de San Felipe, en abril de ese año a través de un comunicado de prensa informó a la opinión pública sobre el cese en sus funciones en la parroquia Santa Rosa de Los Andes del sacerdote Mauricio Cruz Lolas, luego de recibir una denuncia por mala administración y gestión de los recursos durante el período que fue Párroco de San Esteban.

En la ocasión el Vicario General del Obispado, Roberto Gilbo, precisó que la denuncia se refería a problemas administrativos y económicos, lo que habría derivado en una auditoría en la Parroquia de San Esteban, porque faltaban respaldos de diferentes gastos.

Ante lo cual el Administrador Apostólico, Jaime Ortiz de Lazcano, suspendió de su oficio al padre Mauricio Cruz Lolas como párroco de la iglesia Santa Rosa de Los Andes, y se nombró en su reemplazo como administrador de la parroquia al padre Omar Orellana, por el periodo que se extendiera la investigación.

CONCLUSION DE LA INVESTIGACION

  1. Ha concluido el proceso administrativo penal instruido por el Administrador Apostólico, por una denuncia por mala administración y gestión de los recursos, ordenado en el mes de abril pasado en contra del Pbro. Mauricio Enrique Cruz Lolas.
  2. Luego de un acucioso trabajo investigativo, y de manera unánime, se ha comprobado la falta de fundamento en las circunstancias que fueron presentadas en su contra. Es por esto que el Padre Mauricio Enrique Cruz Lolas se integrará nuevamente en su cargo de párroco de la Parroquia Santa Rosa de Lima en la ciudad de Los Andes.
  3. El Administrador Apostólico lamenta profundamente el daño que estas acusaciones han provocado en la honra y buena fama del Padre Mauricio. No obstante, desde el Obispado de San Felipe se ha procedido en todo momento a norma de derecho.
  4. Se agradece enormemente al Padre Omar Orellana Manríquez por el servicio realizado durante los meses que duró que el proceso en la Parroquia de San Rosa, como administrador parroquial.

El Obispado de San Felipe manifiesta su firme compromiso con la transparencia y la justicia.

Comment here