AconcaguaDestacadosSanta María

Delincuentes ingresan a Correos e Isapre Cruz Blanca y terminan robando oficinas del ISL en San Felipe

Un número indeterminado de delincuentes la madrugada de este lunes haciendo un forado en la techumbre de las oficinas de Correos en calle Salinas intentaron llegar hasta la dependencias de la Isapre Cruz Blanca, sin concretar el robo de especies. Sin embargo, aparentemente los mismos antisociales consiguieron posteriormente ingresar a las instalaciones del Instituto de Seguridad Laboral, ubicadas en el tercer piso del edificio de la Asociación de Agricultores de San Felipe en la misma calle Salinas, desde donde se llevaron como botín diversas especies y un monto de dinero no informado.

La Subcomisario Administrativa de Carabineros de San Felipe, Capitán Gabriela Aravena, que el ilícito quedó al descubierto cerca de las 7 de la mañana luego de un llamado telefónico que alertó sobre lo ocurrido en Correos e Isapre Cruz Blanca; “al concurrir efectivos policiales al lugar pudieron corroborar que desconocidos habían realizado un forado en el techo de las oficinas de correos y una vez en el interior de estas dependencias intentaron hacer un forado en la pared para acceder hasta las oficinas de la isapre Cruz Blanca. De acuerdo a lo expresado por los encargados de estas dependencias los delincuentes no habrían consumado el robo de especies de valor.”

Posteriormente se informó que las oficias del Instituto de Seguridad Laboral, ubicadas en el tercer piso del edificio de la Asociación de Agricultores, ubicado también en calle Salinas 276 a pocos metros de los otros locales mencionados, antisociales habían logrado ingresar a estas oficinas luego de sacar un equipo de aire acondicionado: “de estas dependencias sustrajeron diversas especies.”

Con el objeto de conseguir antecedentes de los autores del ingreso a estas instalaciones la SIP de Carabineros comenzó las indagaciones pertinentes, dando énfasis a poder conseguir imágenes de las cámaras de seguridad de los locales afectados o del sector.

Deja un comentario