AconcaguaDestacadosLos Andes

Aconcagüino asumió como nuevo jefe de la cárcel de Los Andes

Teniente Coronel de Gendarmería, Danilo Millón Gallardo, oriundo del valle de Aconcagua, asumió como nuevo jefe del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Los Andes, quien sostuvo que espera poner énfasis en las labores de reinserción social y seguridad.

Desde pequeño el Teniente Coronel Danilo Millón Gallardo ha recorrido las calles de San Felipe y Los Andes, por lo que, pese a haber trabajado en distintos centros penales del país, conoce muy bien la zona del Aconcagua. Hoy, con 46 años de edad y 26 de servicio,  retorna a la provincia para dirigir el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) andino.

El comandante Millón, nacido en San Felipe y criado en Los Andes, ha cumplido funciones en variadas dependencias de Gendarmería, comenzando su carrera en el Centro de Detención Preventiva (CDP) de Puente Alto y pasando por unidades emblemáticas, como lo son el CCP Colina II y CDP Santiago Sur (ex Penitenciaria de Santiago). A nivel regional ha trabajado en el Complejo Penitenciario de Valparaíso y CDP de Quillota, para finalmente, hace unas semanas ser nombrado jefe del CCP de Los Andes.

En la actualidad la unidad andina alberga a 353 internos, tanto hombres como mujeres. Es a estas personas y los funcionarios de Gendarmería a quienes apuntará el esfuerzo del nuevo jefe.

“Tenemos una población penal de aproximadamente 60 mujeres. La población femenina también requiere de una atención especial, es catalogada como una población recluida de carácter especial, según las normas nacionales y convenios internacionales. Tenemos que valorar en todo su conjunto el tener reclusas, ellas tienen necesidades especiales, tanto afectivas, físicas como biológicas. Ellas son parte de todos los programas de reinserción que hoy hay en el establecimiento penal”.

“Mi desafío es tomar todo lo bueno que se hecho y poder perfeccionarlo. No solamente somos custodios, también somos reinserción y seguridad pública y para nosotros es sumamente importante lograr tener una persona reinserta en la sociedad, por cuanto de esta forma contribuimos en la comunidad”, afirmó el teniente coronel.

Un ejemplo del trabajo de reinserción que se efectúa con las mujeres privadas de libertad es el curso que culminó a fines del año pasado y que efectuó la Cámara Chilena de la Construcción, por medio del programa Cimientos, a 20 reclusas. Esta iniciativa, que también se realizó en el CCP de San Felipe, permitió certificar a las participantes en un oficio de la construcción y mejorar las dependencias de las mismas.

EDUCACIÓN SUPERIOR

Este año la Universidad de Playa Ancha comenzará a impartir la carrera técnico profesional de administración en logística. A esta carrera accederán 25 internos, los que ya se encuentran seleccionados por parte de Gendarmería. Se espera que las clases comiencen en el mes de marzo.

“La Universidad de Play Ancha nos dio la posibilidad de instaurar esta carrera para darle mejores y más herramientas a la población penal, para que las personas que han tenido un pasar por la cárcel no vuelvan a delinquir y tengan herramientas que en el mercado son valoradas y remuneradas de buena forma. El interno pierde su libertad, no pierde la condición de ser humano, por lo tanto, tenemos la obligación, como agentes de estado, de darles todas las facilidades para que siga su curso de vida”, aseveró Danilo Millón.

El comandante agregó que este es un proyecto que se inició en el Complejo Penitenciario de Valparaíso y que ha contado con muy buenos resultados.

Finalmente el alcaide destacó la millonaria inversión que Gendarmería ha realizado en la unidad, más de $180.000.000, para reforzar la seguridad de la misma. Es así como se adquirió un scanner para revisión de encomiendas traídas por las visitas de los privados de libertad y se concretó un nuevo circuito cerrado de televisión, el que cuenta con 66 cámaras de diversas características, entre otros implementos.

Comment here