AconcaguaDestacados

Inauguran monumento del Combate de Achupallas y homenaje al arriero Justo Estay en Putaendo

Con la presencia de distintas autoridades regionales, provinciales, comunales, el Ejército de Chile, vecinas y vecinos participaron en la inauguración del monumento del Combate de Achupallas y el merecido reconocimiento al arriero Justo Estay.

Las renovadas instalaciones ubicadas en el lugar donde fue el primer enfrentamiento entre el Ejército de Los Andes y tropas realistas, demuestran el compromiso de la actual gestión municipal del alcalde Guillermo Reyes por reforzar el patrimonio histórico y cultural de Putaendo.

En el marco de la conmemoración de los 200 años del Cruce de Los Andes, la municipalidad liderada por el alcalde Guillermo Reyes vuelve a poner en valor el patrimonio cultural e histórico de Putaendo.

En representación del alcalde, el administrador municipal Fabián Muñoz explicó que “estas obras son parte de una mirada estratégica que tiene que ver con preservar la Ruta del Ejército de Los Andes y mantener vivo el hecho histórico de ser el Primer Pueblo de Chile”.

El proyecto fue financiado por el Fondo Regional de Iniciativa Local (FRIL) del Gobierno Regional, que valoró el esfuerzo constante del municipio de Putaendo en destacar su potencial histórico.

“El Consejo Regional siempre ha estado dispuesto a apoyar esta iniciativa que tiene el municipio de poner a la ciudad de Putaendo como el centro y capital del patrimonio de Aconcagua. Seguiremos apoyando obras que permitan rescatar nuestra historia”, destacó Rolando Stevenson, presidente de la Comisión de Educación y Cultura del Consejo Regional.

RECONOCIMIENTO A JUSTO ESTAY

Las instalaciones contemplan una explanada y atrio conmemorativo al Combate de Achupallas. En ese último lugar existe una estatua de 3,5 metros de alto que recuerda al querido baqueano Justo Estay.

El putaendino fue el responsable de guiar al Ejército Libertador en el histórico “Cruce de Los Andes”, siendo hombre de extrema confianza de José de San Martín. Como el arriero conocía la cordillera a la perfección, el general argentino llegó a decir: “Ningún movimiento ni avance sin el baqueano”.

Justo Estay también realizó labores de espionaje. Al no ser militar, sino un arriero, pudo camuflarse entre el pueblo de Santiago y traer información relevante que sirvió para ganar la Batalla de Chacabuco y asegurar la Independencia de Chile.

Fue el escultor local Sergio León quien se encargó de generar la hermosa pieza hecha en acero galvanizado.

“Esto representa a alguien que fue del pueblo de Putaendo y que tuvo una trascendencia en nuestra historia. Estoy muy feliz de haber participado en un homenaje de esta envergadura”, sostuvo León.

Deja un comentario